como-reprogramar-el-merecimiento

Cómo reprogramar el merecimiento (TUTORIAL COMPLETO)

Como reprogramar el merecimiento es la petición que más me han hecho en los últimos tiempos. Y no es para menos, el merecimiento es una de las creencias más poderosas que existen. Capaz por si sola de empujarte y encumbrarte o bien de estrellarte y mantenerte en la sombra.

Según el diccionario, el merecimiento equivale a ser digno de aprecio, valor y reconocimiento. Vamos, a sentirte valioso y emanar esa aura especial que irradian las personas que se saben dignas, orgullosas de sí mismas y con una buena dosis de amor propio.

Por el contrario, lo opuesto del merecimiento sería el sentimiento de imperfección, sentirse pequeño e insuficiente, poco valioso e incorrecto. Esa sensación incómoda de no encajar, de no estar a la altura, de no pertenecer.

Por supuesto que las personas con dudas acerca de su propia valía quieran reprogramar el merecimiento para sentirse completas y aceptadas.

Déjame darte dos noticias al respecto, una buena y una mala. La buena es que es posible reprogramar el merecimiento. La mala es que no es tan fácil ni rápido como quisieras! Y es que, como dijo no sé quién, reprogramar puede ser muy rápido, pero no más rápido de lo que puede ser.

Dicho esto, he preparado un tutorial acerca de cómo reprogramar el merecimiento usando un proceso básico de tapping & reprogramación para que te sea sencillo seguir los pasos y empieces a notar enseguida los cambios en tu vida al fortalecer tu empoderamiento y amor propio.

¿Estás preparado?

¡Vamos allá!

Las 3 fases para reprogramar el merecimiento

YouTube video

En este tutorial te voy a enseñar a reprogramar el merecimiento en 3 fases, que son las siguientes:

FASE 1: Preparación

Aquí vas a elegir el tipo de merecimiento en relación al tema que quieres reprogramar. Porque no sirve reprogramar el merecimiento en general, así, sin más. No. Hay que especificar qué tipo de merecimiento es el que te gustaría sentir más profundamente y ese es el que vas a trabajar.

FASE 2: Liberación

Solo hay una cosa que puede ofuscar a la razón y es el corazón. Las emociones y sentimientos intensos o dolorosos tienen el poder de gobernar por encima del pensamiento. Es por eso que esta fase es tan importante, ya que si nos la saltamos podríamos no tener los resultados deseados tras la reprogramación.

FASE 3: Reprogramación

Esta es la fase más ágil y divertida del proceso. Aquí es cuando vas a instalar el nuevo estado deseado en tu mente subconsciente para que, a partir de entonces, opere bajo las premisas de la nueva programación. Podríamos decir que aquí te conviertes en puro potencial ya que la nueva creencia te llevará a tomar nuevas acciones y decisiones, lo que a su vez te llevará a obtener nuevos resultados.

FASE 1: Preparación. Elije qué tipo de merecimiento es el que quieres reprogramar.

1º. Piensa en relación a qué no te sientes merecedor ahora y que te gustaría cambiar.

Por ejemplo, merezco ser feliz, merezco amar y ser amada, merezco un trabajo donde desarrollar mis dones y talentos, merezco ser abundante….

Haz una frase corta con tu afirmación y usa la regla de las 3P (presente, positivo y primera persona) para montarla adecuadamente. De esta forma podrás aplicar el test muscular y descubrir si tu mente subconsciente apoya o no esta nueva creencia, además de tener la frase adecuada para luego entrar en un proceso de reprogramación.

Por ejemplo, imagina que quieres sentirte bien con respecto al dinero y la abundancia, así que decides usar la afirmación “merezco ser amiga del dinero y rodearme de abundancia”.

El siguiente paso es testar esta afirmación para saber si tu subconsciente la apoya o no, ya que vas a reprogramar únicamente las creencias que tu mente NO apoye.

Digamos que has dicho en voz alta tu afirmación (merezco ser amiga del dinero y rodearme de abundancia) y has utilizado el test del balanceo para comprobar qué opina tu mente subconsciente al respecto, y la respuesta ha sido NO.

Básicamente ese NO significa que tu subconsciente opina que no eres merecedor de tener una buena relación con el dinero. Por supuesto, quieres cambiar eso para que a partir de ahora te sientas digno de ganar más dinero y puedas empezar a desarrollar una buena economía.

💡 TIP: Si el resultado del test muscular fuera SÍ, significaría que tu mente estaría apoyando tu creencia positiva, por lo que no sería necesario reprogramarla. En ese caso, solo tendrías que indagar un poco más para encontrar la afirmación más adecuada para ti y tu tema.

2º. Una vez tengas tu nueva frase, explícale a tu mente cómo es eso de no sentirte merecedor al respecto. Para ello, responde a estas preguntas de manera sincera y explícita:

  • ¿Qué te hace hacer esa creencia? ¿en qué te perjudica? ¿cómo te condiciona?
  • ¿Qué te impide (o te ha impedido) ser, hacer o tener?
  • ¿Quién serías tú sin esa creencia?

Aquí le estás demostrando a tu subconsciente que no es beneficioso seguir sosteniendo esta creencia.

Sigamos con el ejemplo de antes, en el que usamos la afirmación “merezco ser amiga del dinero y rodearme de abundancia”.

Esto significa que, en el fondo, no nos sentimos merecedores del dinero, creemos que no estamos a la altura de la abundancia y que no somos dignos de prosperar (tranquilo, que lo estamos cambiando!).

Por lo tanto, podríamos responder a las preguntas anteriores cosas como esta:

✍️ No sentirme merecedor del dinero hace que no pida un aumento de sueldo y cobre por debajo de lo que debería. También hace que trabaje horas de más porque siento que mi trabajo no es lo suficientemente valioso. Todo esto me provoca mucha frustración, rencor y amargura. Siento que me explotan!

✍️ No sentirme merecedor de la abundancia ha provocado que no me esforzara en conseguir un buen trabajo, ni en intentar especializarme en mi sector (¿para qué?). Esto me mantiene viviendo una vida por debajo de mis dones y talentos, con miedo a mostrarlos y conformándome con lo que hay.

✍️ Sin la creencia de que no merezco ganar dinero ni ser abundante, habría cambiado de carrera, tocado la puerta adecuada, sin miedo y con seguridad. Estaría orgulloso de hacer lo que me gusta y sabría darme mi lugar. Habría aprendido a gestionar mi dinero y a invertirlo eficientemente y hoy tendría ingresos pasivos que complementarían mi (excelente) salario.

Hasta aquí has hecho un gran trabajo! Estás entrando en un proceso que te permitirá deshacerte de la angustiosa sensación que la falta de merecimiento ha provocado en tu vida, así que, no desfallezcas y sigue adelante.

FASE 2: Liberación. Elimina las emociones dolorosas causantes de no sentirte merecedor.

¡Ahora viene lo duro!

Entramos en la fase en la que debemos liberar todo el sufrimiento que nos ha provocado el no sentirnos merecedores a lo largo de nuestra vida.

Como dicen por ahí, es un trabajo sucio, pero alguien tiene que hacerlo. 😉

Esta es la explicación.

El cerebro tiene sus cosas y se vuelve un poco loco en el mismo momento en el que las emociones entran en juego. Seguro que ya te habrás dado cuenta de ello…

Dicho fácilmente: delante de una emoción intensa, la mente no razona y el cuerpo se prepara para defenderse. Total: un caos. Y tú sin poder avanzar por mucho que te lo propongas y mucha fuerza de voluntad que le pongas.

Así que, antes de reprogramar la mente, vamos a tener que calmar el corazón. 😉

1º. Haz una lista en la que digas todas las razones por las que piensas que no mereces… (pon aquí tu afirmación).

Por ejemplo, y siguiendo con el mismo ejemplo de antes, podrías decir que sientes que no mereces llevarte bien con el dinero ni nadar en la abundancia porque…

✍️ En el fondo no sirvo para gestionar el dinero; lo que hago en realidad no vale tanto; debería esforzarme mucho para ganar más dinero y no quiero eso; los demás son más buenos que yo haciendo lo que yo hago; yo y los míos somos gente sencilla; no estoy suficientemente preparado para aspirar a más; me faltan estudios; me falta experiencia; no sé cómo ganar más dinero; para qué voy a querer ganar más dinero si luego se me va igual de rápido que como entró; los de mi clase no ganamos mucho dinero; mis padres se mataron a trabajar para alimentarnos, quién soy yo para ganar más que ellos!

Lo sé, no es fácil este paso pero es necesario.

Una vez hayas anotado TODAS las razones por las que opinas NO mereces ganar más dinero (o lo que sea que quieras reprogramar), ha llegado el momento de hacer un poco de tapping para liberar las emociones que despierta tanta creencia limitadora!

Lee el listado que acabas de escribir con todos tus argumentos, razones y excusas por las que no mereces lo que te has marcado como objetivo.

2º. Cierra los ojos y déjate sentir toda esa carga en tu cuerpo. Puede que te vengan imágenes, memorias, pensamientos, que te hagan recordar momentos de tu vida en los que no te sentiste merecedor o en los que te hicieron sentir indigno, poca cosa o insuficiente. Está bien, no lo detengas.

Ahora déjate sentir qué emociones se despiertan en tu cuerpo cuando conectas con esa falta de merecimiento. Tal vez es una emoción sola o son varias, mezcladas y entrelazadas entre ellas. Date cuenta de dónde en tu cuerpo las sientes y determina qué tan intensas son en una escala del 0 al 10, donde 0 es neutral y 10 es máxima intensidad.

Haz tapping con todo eso, con las emociones, los recuerdos, las imágenes y las razones mil por las que no eres merecedor. Hazlo hasta que tu nivel de intensidad sea máximo de 2.

YouTube video

💡 TIP: Puede ser que necesites varias rondas de tapping hasta ir bajando esas emociones, o también puede suceder que, al inicio, incluso se intensifiquen. No importa, todo está bien. Es normal que eso suceda. Lo importante es que no te detengas y sigas haciendo tapping hasta calmarlas. Y si sientes que has de llorar, llora. 😉

FASE 3: Reprogramación. Instala la nueva creencia y siéntete empoderado y merecedor de todo lo bueno.

Tengo una buena noticia para ti: ¡has entrado en la fase más divertida para reprogramar el merecimiento!

Aquí todo es cuesta abajo, más fácil y sencillo. El viento sopla a tu favor y pareciera que los astros se han confabulado para que todo sea fluido y amable.

1º. Empezaremos con un par de preguntas para que las puedas responder de forma concisa. Estas preguntas de nuevo van dirigidas a tu mente subconsciente para instruirla acerca de las bondades que tiene sentirse merecedor de todo lo bueno que la vida tiene para darte y regalarte.

Ahí van!

  • ¿Recuerdas algún momento de tu niñez en el que te hicieron sentir que no merecías? ¿Cuál fue la intención positiva de la persona que te hizo sentir así? ¿Qué pretendía de bueno?
  • ¿Qué cosas has hecho que te hacen merecedor de… (termina tú la frase)? Escribe al menos tres de ellas.
  • ¿Qué aportarás a los demás gracias a tu nuevo estado de merecimiento? ¿En qué se beneficiarán?

De nuevo, para muestra un botón. Aquí tienes un ejemplo de lo que podrías responder en el caso de que quisieras reprogramar “merezco ser amiga del dinero y rodearme de abundancia”.

✍️ Recuerdo la vez que cogí dinero que mi madre guardaba en su costurero para comprarme caramelos y ella me descubrió. Me dijo “no tienes que robar, si me lo pides te lo puedo dar yo” y me sentí terriblemente avergonzado y mal. Su intención al decirme eso fue la de hacerme saber que no me hace falta quitar a escondidas como un ladrón, sino que, con solo pedirlo, lo tengo. Me mostró su amor incondicional y lo mucho que me ama.

✍️ He empezado a organizar mi dinero con sobres, para darle el valor que se merece; he hablado con mi hijo de 10 años acerca del dinero, y hemos acordado una paga semanal, explicándole sus deberes y derechos; estoy trabajando mi mentalidad acerca de la abundancia todos los meses en Alqvimia Interior.

✍️ Daré ejemplo a mi hijo en la gestión del dinero para que sea un excelente administrador de su patrimonio; contrataré a personas que me ayuden y les proveeré de las condiciones más favorables para que ellos mismos puedan sentirse merecedores y crecer laboral y económicamente; daré charlas a mi comunidad para estimular y orientar su propio emprendimiento.

Se siente bien, ¿verdad?

Así que, hasta aquí le hemos mostrado a nuestro subconsciente dos cosas muy importantes: lo innecesario que es seguir manteniendo la falsa creencia del no merecer y lo ventajoso que resulta acoger la nueva creencia del sentirse merecedor.

En este punto, ya estamos listos para instalar la nueva creencia!

¿Cómo lo vamos a hacer? Muy fácil, con un ejercicio que sincroniza los dos hemisferios cerebrales para coordinarlos y que trabajen unidos. Sé que dicho así puede parecer una nimiedad, pero, créeme, no lo es. De hecho se ha demostrado que el estado de cerebro integrado es el más adecuado para instalar nuevas creencias en el subconsciente. Y que, además, lo hace en tan solo unos minutos!

2º. Este ejercicio para reprogramar creencias se llama Anclaje y es muy sencillo de hacer. De hecho, cuando llevas unos minutos en la posición de Anclaje puedes sentir una sensación corporal como de liviandad, una respiración más profunda o una especie de serenidad envolvente. Sea como sea, es la señal de tu mente subconsciente de que ha aceptado la nueva creencia.

✅ Mientras te sientas y cruzas los tobillos y las muñecas formando un ocho, cierra los ojos y repite en silencio tu nueva creencia (en nuestro ejemplo sería “merezco ser amiga del dinero y rodearme de abundancia”).

✅ Luego deshaz la postura y junta los extremos de los dedos de tus manos mientras sigues repitiendo en silencio unas cuantas veces más tu frase de creencia.

Tras el Anclaje te invito a que vuelvas a usar el test muscular para comprobar si ahora la respuesta de tu subconsciente cuando dices la nueva creencia es SÍ. Recuerda que esto es señal de que tu mente apoya tu nueva creencia y está dispuesta a ponerla en marcha.

Eres, lo que se llama, potencial infinito! Ahora depende de ti el ponerla en acción para empezar a experimentar en tu vida los resultados de sentirte completa y profundamente merecedor de todo lo bueno.

💡 TIP: Puedes conocer una secuencia mucho más completa para acceder al estado de cerebro integrado, así como la fórmula ampliada para reprogramar la mente subconsciente en mi libro “Re-prográmate”.

Resumen del proceso para reprogramar el merecimiento

  1. FASE 1: Preparación. Elije qué tipo de merecimiento es el que quieres reprogramar.
    • Haz una frase corta con tu afirmación usando la regla de las 3P (presente, positivo, primera persona). Aplica el test muscular y descubre si tu mente subconsciente apoya o no esta nueva creencia (reprograma únicamente las creencias que tu mente NO apoye).
    • Valora, del 0 al 10, qué tan cierta es para ti ahora tu frase de creencia.
    • Una vez tengas tu frase de creencia lista, responde las siguientes preguntas y anota las respuestas:
      1. ¿Qué te hace hacer esa creencia? ¿en qué te perjudica? ¿cómo te condiciona?
      2. ¿Qué te impide (o te ha impedido) ser, hacer o tener?
      3. ¿Quién serías tú sin esa creencia?
  1. FASE 2: Liberación. Elimina las emociones dolorosas causantes de no sentirte merecedor.
    • Haz una lista en la que digas todas las razones por las que piensas que no mereces… (pon aquí tu afirmación).
    • Cierra los ojos y déjate sentir qué emociones se despiertan en tu cuerpo cuando conectas con esa falta de merecimiento. Determina qué tan intensas son en una escala del 0 al 10, donde 0 es neutral y 10 es máxima intensidad.
    • Haz tapping con todo eso, con las emociones, los recuerdos, las imágenes y las razones mil por las que no eres merecedor. Hazlo hasta que tu nivel de intensidad sea máximo de 2.
  2. FASE 3: Reprogramación. Instala la nueva creencia y siéntete empoderado y merecedor de todo lo bueno.
    • Lee las siguientes preguntas y anota las respuestas:
      1. ¿Recuerdas algún momento de tu niñez en el que te hicieron sentir que no merecías? ¿Cuál fue la intención positiva de la persona que te hizo sentir así? ¿Qué pretendía de bueno?
      2. ¿Qué cosas has hecho que te hacen merecedor de… (termina tú la frase)? Escribe al menos tres de ellas.
      3. ¿Qué aportarás a los demás gracias a tu nuevo estado de merecimiento? ¿En qué se beneficiarán?
    • Entra en un estado de cerebro integrado haciendo el Anclaje para instalar la nueva creencia en tu mente subconsciente. Luego usa el test muscular de nuevo para confirmar que ahora sí tu subconsciente acepta la nueva creencia.
    • Vuelve a valorar, en una escala del 0 al 10, qué tan cierta es para ti tu nueva creencia ahora.

Por supuesto, cuando termines el proceso, ¡CELÉBRALO! 🎉

En este mismo instante te has convertido en potencial infinito y tu poderosa mente subconsciente está dispuesta a activar la nueva programación.

Te invito a que no dejes pasar mucho tiempo sin poner a prueba tu nuevo estado y que, con estas 3 prácticas diarias para el merecimiento que te muestro en el vídeo «bajes a tierra» la reprogramación.

YouTube video

Date cuenta de los cambios (a veces sutiles) que empiezan a moverse alrededor tuyo. En ocasiones pueden ser muy tenues y en otras super evidentes. Dependiendo de cada persona, de la situación y el contexto en el que se produzcan, las mejoras pueden llegar a ser asombrosas.

¿Estás dispuesto a dejarte sorprender por los cambios que sentirte merecedor de verdad puede traer a tu vida? ¡RE-PROGRÁMATE!

14 comentarios en «Cómo reprogramar el merecimiento (TUTORIAL COMPLETO)»

    • Hola Fulvia! Me entusiasmará saber que la estás aplicando para sentirte autenticamente merecderora y digna de la vida maravillosa que quieres! :)

      Responder
  1. Gracias Ana por este aporte tan valioso en nuestras vidas, nos regalas un diamante. Ya no hay excusas. Practicar, aplicar y vivir en consciencia la vida que merecemos en todos los sectores de nuestra vida. Me felicito por haber tomado la decision de seguir tus enseñanzas y sobre todo aplicarlas. Gracias por tu profesionalismo, la energia que transmites y por contribuir a un mundo mejor.

    Responder
    • Muchísimas gracias cielo y me sumo a tu felicitación: enhorabuena por haber tomado acción y aprovechar las enseñanzas que comparto. Grande!!

      Responder
    • Hola Carolina! Guau, cuánto me alegro cielo!! Me encanta saber que la estás usando para reprogramar tu sentimiento de merecimiento!! Gracias por compartir!!

      Responder
  2. Gracias Totales!!! Que seas bendecida abundantemente! Me encanto! estoy reprogramando mis creencias. Que importante saber que esta reprogramación no solo es beneficiosa para mi sino también para las personas que me rodean. Gracias por hacer del mundo un mejor lugar. Abrazo!!

    Responder
    • Hola María Laura! Muchas gracias por tu comentario! Me hace feliz saber que el tutorial acerca de cómo re-programar el merecimiento te está resultando beneficioso!! Gracias por compartir :D

      Responder
  3. ¡Eres estupenda! Gracias, gracias, gracias. Me ha encantado… Todo está muy práctico… ¡Felicidades! Eres un ser de luz y de amor. Te abrazo con el corazón…

    Responder
    • Hola Claudia! Me entusiasma saber que el mini-training para re-programar el merecimiento te ha encantado!! Mi intención era crear algo muy práctico para que las personas que lo necesitaran tuvieran un primer nivel donde acceder :)

      Responder

Deja un comentario

Responsable: Ana Lloveras Adroher (yo misma)
Finalidad: gestionar los comentarios
Legitimación: tu consentimiento
Destinatarios: los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Soluciones Corporativas IP, S.L.  (Proveedor de hosting de Re-programate.com) dentro de la UE. Aquí puedes ver su política de privacidad: https://www.dondominio.com/legal/
Derechos: acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos.

domina tu mente
DESCARGA MIS RECURSOS GRATIS
PARA SINTONIZAR TU MENTE Y TU ENERGÍA CON LA FRECUENCIA DE LA ABUNDANCIA

acerca de ana lloveras

ana-lloveras-reprogramate

Bienvenido a Re-prográmate! Mi nombre es Ana Lloveras y soy kinesióloga emocional, especializada en reprogramación de creencias y psicología energética. Orientadora de vida para ayudarte a re-programar tus creencias y recuperar tu Poder Personal. Mi propósito es que puedas conseguir tus metas fácil y rápidamente y apoyarte para que cada día reflejes más tu verdadera esencia. Gracias por estar aquí! 

¿Le das al Me gusta?